Recomendamos

Ayotzinapa: Sin “verdad histórica”

07 Sep, 2015 Etiquetas: , , ,

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó el informe “Ayotzinapa, investigación y primeras conclusiones” y la PGR se pronunció con algunas acciones al respecto. Los padres de los normalistas también dieron una conferencia de prensa para exigir al gobierno federal que atienda las nuevas pautas y para replantear la investigación.

TEXTO Y FOTOS: LIZBETH HERNÁNDEZ

La sala del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez está llena. Ha transcurrido más de una hora desde que padres, madres y compañeros de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa iniciaron la conferencia de prensa. Epifanio Álvarez, padre de Jorge Álvarez Nava, toma la palabra:

—Nosotros como padres decimos: si nuestros hijos no fueron quemados, entonces, ¿a dónde están? ¿a dónde chingados están? Le exigimos desde aquí al gobierno que ya deje de estar jugando con nosotros, con nuestros sentimientos, porque nos han lastimado física y moralmente.

Epifanio asegura que los familiares de los 43 creen en el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que horas antes presentó en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) el documento “Informe Ayotzinapa: Investigación y primeras conclusiones de las desapariciones y homicidios de los normalistas de Ayotzinapa”. Ahí, casi al final de la conferencia, el abogado chileno Francisco Cox, integrante del GIEI, dijo algo que ha marcado una nueva etapa para el esclarecimiento de lo ocurrido en Iguala el 26 y 27 de septiembre de 2014 y que descarta la versión dada por la PGR:

—Los muchachos no fueron incinerados en el basurero de Cocula [Guerrero].

Conferencia CentroProdh 8

Conferencia de prensa donde familiares de los estudiantes desaparecidos se expresaron después de la presentación del informe del GIEI

____

El 3 de octubre de 2014, la CIDH decretó medidas cautelares en torno al caso Ayotzinapa. La solicitud de estas medidas la promovieron el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos poco después de los ataques que los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos sufrieron días antes en Iguala, Guerrero.

Más de un mes después, el 12 de noviembre, la CIDH, representantes de los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos y el gobierno mexicano firmaron un acuerdo para que la Comisión diera asistencia técnica en la investigación del caso. En el punto 4 de dicho acuerdo se estableció la incorporación de un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, el GIEI, (con un mandato inicial de seis meses, que podría extenderse), cuya tarea sería: “realizar una verificación técnica de las acciones iniciadas por el Estado mexicano tras la desaparición de los normalistas”. En los puntos 6.3 y 6.4 se precisó cuáles serían las facultades del GIEI: actuar como coadyuvante en las investigaciones, presentar las denuncias penales para la persecución del delito que corresponda ante las autoridades competentes, proponer medidas adicionales que garanticen la seguridad de las personas que colaboren en las investigaciones que se desarrollen.

¿Quiénes integrarían al GIEI? Representantes de los familiares de los 43 desaparecidos y el gobierno mexicano propusieron a varios candidatos, según lo establecido en el acuerdo citado, finalmente, la CIDH seleccionó a los cinco expertos: Carlos Beristaín, médico español con amplia experiencia en la atención integral a víctimas de violaciones de derechos humanos; Ángela Buitrago, abogada colombiana especializada en Derecho Penal y Ciencias Criminológicas; Francisco Cox, abogado chileno, maestro en Derecho por la Universidad de Columbia; Claudia Paz y Paz, abogada guatemalteca experta en derecho penal, fue la primera mujer Fiscal General de su país; y Alejandro Valencia, abogado colombiano, con experiencia de más de 25 años en la defensa de los derechos humanos. La primera reunión del GIEI se realizó los días 11 y 12 de febrero de este 2015, y sus trabajos iniciaron formalmente el 1 de marzo.

De marzo a la fecha el GIEI elaboró cuatro informes sobre sus avances en la investigación de los hechos de Iguala. Vale señalar que dos semanas antes de la presentación del estudio presentado este 6 de septiembre de 2015, entregó otro reporte. Durante este tiempo, y a través de las entregas mencionadas, el GIEI señaló distintos pendientes en la investigación del caso Ayotzinapa: la realización de entrevistas directas a militares del 27 batallón es uno de ellos, y denunció que la PGR perdió evidencia importante.

Este fue el preámbulo de lo que dió a conocer este domingo.

_____

El GIEI presentó su informe en la CDHDF tras seis meses de trabajo. Había expectativa. Lo que dieran a conocer sería clave para el caso Ayotzinapa. Ángela Buitrago y Claudia Paz y Paz hicieron la narración de la reconstrucción de los hechos. Francisco Cox se refirió al peritaje del fuego en el basurero de Cocula. Carlos Beristaín habló de posibles causas de los ataques. Y Alejandro Valencia dio a conocer las recomendaciones contenidas en el informe.

En la conferencia, los expertos destacaron los siguientes puntos: que el ataque a los normalistas “fue masivo”; que el ejército y la policía tuvieron conocimiento de lo que ocurría en Iguala a través del C-4 (Centro Estatal de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo); que los 43 desaparecidos no fueron incinerados en el basurero de Cocula; que existen contradicciones entre lo que dicen los inculpados por los hechos sobre el destino de los estudiantes. Señalaron, además, que deberá investigarse si el quinto autobús del que se tiene registro y el cual no consignaron las autoridades “es un posible móvil de los hechos”.

Para los expertos es necesario replantear la investigación del caso Ayotzinapa, pues el destino de los 43 es todavía incierto.

____

El documento del “Informe Ayotzinapa: Investigación y primeras conclusiones de las desapariciones y homicidios de los normalistas de Ayotzinapa” consta de más de quinientas páginas y aborda los siguientes ejes: antecedentes y contexto de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, el análisis de la investigación de los hechos de Iguala (una reconstrucción pormenorizada de lo ocurrido el 26 y 27 de septiembre), análisis de cómo se ha realizado la búsqueda de los 43, la experiencia de los familiares de los estudiantes desaparecidos, análisis de las posibles causas de los ataques y recomendaciones en torno a la investigación, dentro del contexto de la desaparición forzada en México.  

Las fuentes en que se sostiene el estudio del GIEI son:  investigación propia del Grupo de Expertos. La revisión del expediente de la PGR y de la PGJ del estado de Guerrero. La revisión, análisis y contraste de entrevistas con: 35 procesados por el caso, un grupo de 18 sobrevivientes, con Los Avispones y con víctimas del segundo ataque, el registrado en el Cruce de Santa Teresa. También el GIEI entrevistó a policías federales. A lo que se suma la recolección de testimonios de 25 estudiantes y otros testigos, y 60 testimonios de familiares de los normalistas. Además del estudio de escenas del crimen, inspección ocular de las zonas de los hechos, examinación de documentos del C-4, así como evidencias videográficas y otras pruebas solicitadas a la PGR.

Uno de los puntos clave del informe del GIEI es el que descarta la versión dada por la PGR el 27 de enero de este 2015, según la cual, policías de Iguala detuvieron a los 43 normalistas y los entregaron a policías municipales de Cocula, quienes, a su vez, los entregaron al grupo criminal Guerreros Unidos. Los jóvenes, según la PGR, fueron finalmente incinerados en el basurero municipal de Cocula y arrojados al río San Juan.

Sin embargo, la “verdad histórica” presentada por Jesús Murillo Karam, entonces procurador general, no se sostiene, según lo documentado por el GIEI, quien en su peritaje al respecto (Anexo I del informe) invitó al doctor José Torero, profesor de la universidad de Queensland y experto en manejo de fuego, para analizar los elementos disponibles. En este apartado se destaca:

Sobre el incendio en el basurero de Cocula. Fragmentos del informe del GIEI

Página 420 del informe

Lo dicho por el GIEI respecto al fuego, también tiene punto de concordancia con lo que señala Mynor Alberto Melgar Valenzuela, abogado guatemalteco con amplia experiencia en criminología, (a partir de la página 429 del informe) sobre el desaseo de la investigación de los hechos. Dice Melgar Valenzuela tras analizar las escenas del crimen y los informes balísticos: “[las] irregularidades constituyen un obstáculo importante en la averiguación de las circunstancias en que fueron cometidos los hechos”.

Es importante señalar que días antes de que el GIEI presentara su informe una investigación periodística publicada por Aristegui Noticias denunció que “la PGR tergiversó un estudio de la Universidad de León, España, para construir su versión oficial sobre cómo los jóvenes fueron asesinados e incinerados”.

Otro de los puntos destacados del informe es el referente al quinto autobús. Un fragmento:

Página 79 del informe

Página 79 del informe

Hasta ahora no queda claro qué afirmación sobre este autobús es cierta. En la conferencia de prensa los expertos del GIEI apuntaron a la necesidad de investigar este dato y ver si hay elementos para que haya sido un móvil de lo ocurrido. Carlos Beristaín señaló: “es un bus que no aparecía en el expediente. Luego dijeron que sí había salido (de la terminal). Después, que había sido destruido. Después, el chofer dice que no (que el autobús se descompuso), y después aparece un testimonio que refuerza la versión de los estudiantes (que involucra a agentes federales en la captura de este vehículo). Y  todo eso no había sido considerado en la investigación… obviamente hablamos con la PGR y sugerimos que se investigue esto, porque pensamos que este bus puede tener que ver con los hechos.”

Un tercer punto clave es la presencia militar durante aquella noche. El informe confirma, entre otras cosas:

Página 29 del informe

Página 29 del informe

Cabe recordar que Murillo Karam en la conferencia de la “verdad histórica” aseguró: “no hay una sola (prueba) de la participación del Ejército, ni siquiera había un grupo ahí”.

El GIEI es claro en su informe sobre los hechos en Iguala: “Los escenarios de violencia de esa noche muestran un panorama de indefensión de las víctimas frente a los agresores. Ello no sólo por el hecho de que se trataba de policía municipal, sino porque ninguna otra fuerza del Estado que estaba teniendo conocimiento de los hechos o estuvo presente en algunos escenarios cuando se producían y fue testigo del nivel de agresión y violaciones de derechos humanos, actuó en protección de los normalistas. Tampoco los mecanismos de protección o investigación del gobierno del Estado de Guerrero funcionaron para ello.” (p. 325 del informe).

_____

Conferencia en el CentroProdh

Conferencia en el CentroProdh

La conferencia de padres, madres y compañeros de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos está por concluir. Vidulfo Rosales, abogado de las familias, perfila lo que será la nueva etapa del caso:

—El informe del GIEI nos da nuevas pautas para replantear la investigación.

Y los familiares de los 43 lo saben. Por ello, exigieron que el mandato del GIEI sea por tiempo indefinido, de modo que pueda seguir con sus trabajos sobre el caso. Y demandaron, a través de Felipe de la Cruz, que el presidente Enrique Peña Nieto se reúna con ellos:

—Estamos aquí, de pie, firmes, queremos que Enrique Peña Nieto nos dé la cara. […] que Enrique Peña Nieto abra la puerta de Los Pinos para que podamos poner las cosas en claro. Mintió, mintió su gabinete.

Este 7 de septiembre, desde Puebla, el titular del Ejecutivo aseguró que está dispuesto a reunirse con los familiares de los 43 en presencia de los expertos de GIEI. Los padres y madres pidieron que la reunión sea antes del 10 de septiembre. El mandatario insistió en que la PGR realizará nuevos peritajes (tal como lo dio a conocer la procuradora Arely Gómez, este domingo). Aunque este mismo día, Tomás Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, dijo que la información del GIEI “no abre una nueva investigación, seguimos sobre la misma”. En tanto que Felipe Muñoz, titular de la SEIDO comentó en entrevista citada por Animal Político que sí se tomaría en cuenta el informe del Grupo de Expertos.

Mientras, los padres y madres reiteran, a casi un año de los hechos:

—Teníamos razón, siempre la tuvimos. Nuestros hijos no estaban quemados. Su verdad histórica es una mentira histórica.

Así el caso Ayotzinapa llega a una nueva etapa en la que sobran preguntas. Una la lanzó Mario Patrón del Centro Prodh: “¿Qué garantía puede dar este gobierno a los padres de los 43 de que no habrá otra mentira histórica?”

Otras son: ¿en qué derivará el debate sobre el fuego en el basurero de Cocula tras lo que José Torero consignó en el informe? ¿Replicará  John DeHaan (experto entrevistado por el periodista Esteban Illades para su libro “La noche más triste”) aludido en el estudio del GIEI? ¿La información del quinto autobús explicará o se consolidará como un posible móvil para los ataques? ¿Dónde queda, en esta etapa, la confirmación del hallazgo de los restos de Alexander Mora Venancio en el basurero de Cocula?

Y lo clave: ¿qué pasó realmente con los 43 normalistas? ¿Dónde están?

*Versión actualizada de este texto: 8 septiembre 2015.
Imagen de portada: "Informe Ayotzinapa. Investigación y primeras conclusiones de las desapariciones y homicidios de los normalistas de Ayotzinapa" del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes. (CC BY-NC-ND 3.0)


Lizbeth Hernández
Lizbeth Hernández

Directora de Kaja Negra. Periodista e investigadora freelance. Los temas que más le interesan son: movimientos sociales, derechos humanos, feminismos, agenda lgbt+, arte y cultura pop. Escribe sus ideas y apuntes en Medium. Se la vive entre la sabrosura y el desasosiego. En Twitter e Instagram: @abismada_
Correo: lizbeth@kajanegra.com





Artículo Anterior

Vivir con el enemigo o Eso es cariño

Siguiente Artículo

Akira Kurosawa o la fuente de las imágenes





También te recomendamos


Más historias

Vivir con el enemigo o Eso es cariño

El desprecio y el abandono consumen lentamente la vida de un hombre. TEXTO: FRANCISCO LUNA PRECIADO I Mi esposa...

04 Sep, 2015