Recomendamos

Dospasosabajo, una apuesta para provocar con historias que han sido invisibilizadas

06 Mar, 2018 Etiquetas: , ,

Dospasosabajo es un colectivo fotográfico y documental mexicano que pone foco a temas que otros medios desdeñan. Fundado hace nueve años, este 2018 el colectivo presenta su nueva etapa para seguir dando luz a historias que cimbran. Para conocer a detalle su proyecto, realizamos un cuestionario a los integrantes, porque en este espacio de la Kaja, Alto Contraste, también buscamos reflexionar con nuestros colegas.

FOTOS: SELECCIÓN DOSPASOSABAJO

Dospasosabajo es un colectivo fotográfico y documental que nació en 2009 «con la intención de crear un espacio solidario en el cual fuéramos capaces de dar salida a proyectos que a nuestro parecer merecían ser contados y que no serían tratados en algún medio tradicional» cuenta Sara Escobar, fotógrafa documental mexicana, fundadora del colectivo. Querían contar su propia versión de la historia, explica Pablo Ramos, documentalista, también fundador de Dospasosabajo.

Al principio, el colectivo realizó cortos en YouTube, sondeos en calles, pequeños proyectos fotográficos. En 2014 concretaron su primer documental, Causar Alta, dirigido por Escobar, y en el que replicaron el modelo que probaron desde su origen: el trabajo colaborativo. Otros involucrados en la realización del documental colaboraron de manera gratuita «con la única intención de sacar adelante el proyecto. La misma dinámica se dio con Rebeldía, el documental dirigido por Pablo Ramos sobre la guerrilla en México a través de la historia del Comandante Antonio, que se encuentra actualmente en postproducción», detalla Sara.

Y hace unos meses, Pablo y Sara lanzaron una invitación a personas que conocían y admiraban dentro del cine y la fotografía. Era tiempo de que el colectivo se transformara. Así llegaron los fotoperiodistas Octavio Hoyos y Oswaldo Ramírez.

A propósito de esta nueva etapa, planteamos un cuestionario a los integrantes de Dospasosabajo para conocer su visión sobre el fotoperiodismo, el cine documental y la importancia de reflexionar sobre este trabajo en un país como México. Esto nos respondieron.

¿Qué es para ustedes, integrantes de Dospasosabajo, el fotoperiodismo y el trabajo documental?

Sara: El fotoperiodismo y el trabajo documental para mí son la única forma que tengo de enfrentar al mundo y tratar de comprenderlo. Creo que algo que nos vincula a todos dentro del colectivo es la búsqueda de un diálogo constante respecto a las cuestiones éticas que involucra el trabajo periodístico y documental, además de la inquietud por conocer y acercarnos a distintos puntos de vista y percepciones de la realidad, que es finalmente lo que nos permite nuestra labor: no dejar de descubrir espacios y formas de pensar respecto a todo lo que sucede.

Pablo: Considero que el documentar la realidad, ya sea en foto fija o en movimiento, es una responsabilidad muy grande que implica plantearte valores éticos, saber que te estás involucrando con personas no con personajes, que después de que grabes o tomes una foto la vida de esas personas sigue y el uso que hagamos de ese material repercutirá en su vida. Para mí documentar es una forma de hacer catarsis ante las injusticias y las historias de despojo que se viven a diario.

Octavio: El fotoperiodismo es necesario ahora más que nunca; la sociedad se ha convertido en consumidores «express» por decirlo de ese modo, debido al uso de tecnologías que han facilitado la información haciéndola más cercana vía dispositivos, aplicaciones, redes. Ese bombardeo de información en donde se incluyen miles de imágenes que constantemente se convierten en mirar-desechar, es donde el fotoperiodismo es de importancia al intentar que el consumidor se detenga a observar, analice, piense y aprenda del mismo hecho a entender situaciones, entornos, temas, etcétera.

Oswaldo: El fotoperiodismo es una forma de contar aquellas historias que no son muy visibles o que ya nadie quiere ver, sé que mi trabajo tal vez no le cambie la vida o le resuelva el problema a la gente, pero si quien ve mis fotografías se cuestiona un poco más allá de darle un «me gusta», me puedo sentir satisfecho. Siempre siendo muy respetuoso de la gente y situaciones.

¿Cuál es el panorama del fotoperiodismo en México? ¿Qué cambiarían?

Sara: Considero que en México existen ya muy pocas si no es que ninguna opción digna dentro de los medios tradicionales para ejercer el fotoperiodismo. Las asignaciones son dictadas por intereses que no siempre son periodísticos, los editores parecieran no tienen el interés de promover un mejor trabajo fotográfico sino de rellenar páginas. Muchos fotógrafos poco a poco terminan por «cumplir» con sus órdenes sin dar más allá, la gente que está «al mando» no es necesariamente la mejor preparada. Es una espiral terrible y compleja dentro de la cual la opción para nosotros ha sido hacer todo lo posible por preservar y dar salida a nuestros proyectos personales más allá de las dinámicas laborales que cada quien tenga. Creo que hay mucho que cambiar, pero mientras la línea sea dictada por las ganancias, bajo una dinámica de mercado, y no por el periodismo en sí, no será posible tener un mejor escenario dentro del fotoperiodismo.

Pablo: Desde mi punto de vista el fotoperiodismo en México está estancado, creo que ha caído en cumplir la función de ilustrar más que de comunicar y proponer, no dudo que haya intentos por hacer un fotoperiodismo más digno, pero los medios lo han olvidado y pienso que muchos fotógrafos también. Pero creo que yo no soy el más indicado para hablar de fotoperiodismo ya que no he estado en esos círculos, creo que Sara, Octavio y Oswaldo tienen una visión más fundamentada al respecto.

Octavio: El panorama del fotoperiodismo en el país es difícil, las cuestiones de seguridad con respecto a nuestra labor es complicada. En ocasiones la gente ve a las personas que realizan periodismo como enemigos, y eso es una situación que dificulta el desarrollo de la labor. Por otra parte la inmediatez que han generado los medios en México con respecto a los flujos de información, han olvidado el hecho de crear información visual de fondo en sus espacios, no sólo la foto diaria que muere en ocasiones al dar la vuelta de hoja o cerrando un sitio de internet para pasar a otro, sino dar paso a temas que muchas veces son más visuales que escritos [los mismos editores deberían saber que hay temas que dan más para ser observados que leídos]. Desafortunadamente la fotografía es considerada en muchas ocasiones como el complemento de una información, pero también puede ser todo lo contrario, y cuando los editores y los medios en México se den cuenta de ello, tanto los espacios de comunicación como los fotoperiodistas verán cambios de consideración.

Oswaldo: Lo mejor que se está haciendo en el fotoperiodismo en México no es en los periódicos y/o revistas y mucha culpa de ello lo tienen los mismos medios y fotógrafos. Los «grandes» medios nacionales dejaron de lado su labor periodística y ahora solo se rigen por intereses comerciales y si a eso le agregamos los pésimos salarios, las condiciones laborales esclavizantes y el nulo crecimiento profesional, podemos darnos cuenta que es complicado. Esto no quiere decir que en los medios no tradicionales las cosas sean distintas, la constante son los bajos salarios, la censura, que publiques sin cobrar, etcétera. No es falta de talento son las condiciones.

¿Cuál es el principal reto para Dospasosabajo? ¿Es sustentable el fotoperiodismo y e trabajo documental independiente?

Sara: En este momento, al interior, el principal reto de Dospasosabajo será dar forma a esta nueva etapa que estamos juntos re-pensando. Esto conlleva mucha reflexión no solo en el proceso personal de cada integrante, sino en los proyectos que juntos emprenderemos, tanto en fotografía como en video y cine documental, así como los proyectos educativos que también queremos promover pues consideramos que la reflexión respecto a nuestro quehacer tiene que ser constante, que no hay un momento en que uno ya esté «hecho» y no necesite aprender más. Hablar de un trabajo independiente resulta algo muy complicado. Tres de nosotros trabajamos como periodistas independientes para diversos medios y sabemos que la dinámica de estrés respecto al ingreso económico es terrible. Es por ello que, por ahora, Dospasosabajo se mantiene como un espacio independiente a esas dinámicas, donde realizaremos proyectos que queremos realizar, mientras, por otro lado, cada quien tiene cubiertas sus necesidades básicas. No queremos que en este momento el factor económico guíe a nuestra producción, queremos enfocarnos más en la calidad y el contenido. Aún así, la tirada a largo plazo por supuesto que sería el obtener ingresos que mínimamente nos permitan poder seguir produciendo. Pero es complejo y, al menos en México, es un proyecto a largo plazo.

Pablo: El principal reto para el Dospasosabajo es provocar con nuestro trabajo. Que cuando lo vean sientan la necesidad de hacer algo por mejorar, aunque sea algo muy sencillo, pero que te genere un cambio, ese es el reto más grande. En cuanto a la sustentabilidad creo que es difícil, pero no es imposible, tenemos la ventaja de que al estar en los medios y trabajar en ellos tenemos de alguna forma el acceso al equipo, pero tratamos de sustentar los temas con nuestro trabajo, tenemos una tienda en línea con la que pretendemos juntar fondos para los trabajos del colectivo.

Octavio: En mi caso el reto inicial es mantenerse en producción constante, manteniendo el compromiso ético y social de realizar temas que en verdad sean de utilidad y no se conviertan en consumo inmediato. Deseamos realizar temas a fondo y de manera paralela el ser recíprocos y empáticos con quienes nos abren las puertas para contar sus historias, ya que es algo que en ocasiones los medios de comunicación establecidos han abandonado. El periodismo en sí en México ha olvidado su razón de ser y función social por convertirse en un negocio. Pienso que todo esfuerzo independiente es sustentable no solo de manera económica, considero que si ese esfuerzo tiene convicción para hacer y mostrar lo que desea, llegará a más personas, tanto a aquellas que no están informadas como las que sí están al tanto de lo que reportan medios, redes y otros sitios.

Oswaldo: Creo que el principal reto es mantener la pasión y gusto por lo que hacemos y poder ofrecer un trabajo profesional, honesto y ético. Por el momento estamos en la etapa de que nos conozcan y poder empezar a ofrecer nuestro trabajo, tal vez ahora no seamos autosustentables esperamos que un futuro así lo sea. Uno de nuestros objetivos es poder incursionar en el mercado extranjero más que en el nacional.


 

¿Qué posibilidades de vinculación/interacción con la comunidad y otros colegas vislumbran para su futuro como colectivo?

Sara: Más allá de que ahora Dospasosabajo tenga miembros fijos, planeamos continuar con las puertas abiertas hacia el trabajo solidario, esto es, que los colegas que requieran apoyo, material, colaboración de algún tipo, etc, siempre tengan la posibilidad de acercarse. La interacción es sumamente necesaria, es lo que nos nutre y enriquece, pero además es lo que más se necesita en momentos tan difíciles como los que se vive en México en cuestión de seguridad y de condiciones de trabajo, razón por la cual nos esforzaremos en tender todos los puentes posibles para que este colectivo cada vez sea más amplio y además apoye junto con otros grupos de trabajo o colegas a que el fotoperiodismo y el documental en México sean cada vez más dignos y valiosos. Esperamos poder aportar con nuestro trabajo para que la situación vaya mejorando día tras día.

Pablo: Como colectivo estamos dispuestos a hacer redes con diversos actores de la sociedad, hemos dado un curso de corto documental y actualmente estamos haciendo un proyecto con un colectivo de gente deportada. Creo que esa es la labor de los colectivos, crear lazos y puentes para lograr un cambio con nuestras acciones. Estamos dispuestos a trabajar con la comunidad y con los colegas periodistas, fotógrafos y documentalistas, siempre que nuestras ideas vayan en el sentido de aportar algo a la sociedad y que nuestro trabajo mueva a la reflexión y al cambio.

Octavio: En lo que a mí respecta es de suma importancia el tener interacción y contacto desde las personas con quienes colaboramos para contar sus historias como con otros fotoperiodistas, periodistas, documentalistas. La reciprocidad en el conocimiento y compartirlo por medio de eventos como muestras, exposiciones, incluso talleres, pláticas, asesorías o mejor aún hasta conversaciones por medio de redes sociales, son parte fundamental del colectivo. Estamos en una parte inicial como nuevos integrantes y la lluvia de ideas fluyen constantemente, cada uno tiene trabajos paralelos dentro de nuestro oficio lo cual nos hace establecer contactos, conocimiento e ideas de temas que pueden ser viables a ser desarrollados. Nuestra idea es básica, desarrollar de manera profesional y con empatía social. Nuestro trabajo nos apasiona, qué mejor seguir haciendo lo que vemos olvidan los medios establecidos.

Oswaldo: Creemos que la vinculación con la comunidad es muy importante, poder tener acercamiento con la gente de diferentes lugares es muy enriquecedor, es otro de los objetivos del colectivo, poder dar talleres, charlas… como una forma de transmitir  y compartir nuestras experiencias. Con otros colegas y colectivos también es importante poder trabajar, tener vínculos e intercambiar ideas. El mercado de los medios y el consumo información ha cambiado mucho en los últimos años y en Dospasosabajo estamos muy conscientes de ello, tenemos claro que no queremos ser un colectivo que solo hace fotografía, nos apoyamos en otros lenguajes como el video y audio para darle mayor fuerza a nuestras historias y en algunos casos darle un trato de corto documental o cine.

Sobre retos y panoramas que vemos respecto al video y el cine documental.

Sara: Los dos proyectos documentales que se han trabajado dentro del colectivo han estado vinculados a la UNAM por ser producidos dentro de los planes de estudio de la licenciatura y la maestría del CUEC, razón por la cual el primer gran reto en cuanto a Dospasosabajo es arrancar los siguientes trabajos cinematográficos de manera —ahora sí— totalmente independiente, pero a la vez con mayor libertad para la toma de decisiones.  Otro aspecto importante ha sido la humildad de fotógrafos que admiro como Octavio y Oswaldo que han tomado responsablemente la decisión de integrarse al trabajo de video, buscando aprender y entender los procesos, lo cual también será interesante para los cuatro al momento de emprender los próximos proyectos. Aún antes de que se integraran al colectivo han sido personas con las que siempre hemos tenido una relación muy honesta y abierta a la crítica, por lo cual no tengo la menor duda de que esta nueva etapa nos hará crecer a todos como equipo e individualmente en muchísimos sentidos. En cuanto al trabajo de video y cine documental en México, lamentablemente volvemos al punto ya tratado: pese a que lo documental se ha puesto de moda, los espacios para trabajarlo continúan siendo cerrados y pocos. Hay tantas cosas de que hablar, tantos temas que con tanta urgencia uno quisiera dar a conocer, pero a veces el sacar adelante un proyecto en este país es casi hacer un milagro, una prueba de resistencia que aunque vale la pena, es sumamente agotadora pues no hay condiciones para realizar este tipo de trabajos y muchas veces los apoyos son otorgados con parámetros no del todo justos o no necesariamente vinculados a la calidad de un proyecto.

 



Colaboración especial
Colaboración especial



Leave a Reply


Artículo Anterior

Siempre vuelve al abrevadero

Siguiente Artículo

Podrán reprocharte tu vida, una mirada a la obra de José Vasconcelos





También te recomendamos


Más historias

Siempre vuelve al abrevadero

El encuentro con el pasado ocurre entre el eco de  los muros de mampostería ―dañados por los sismos― de una pulquería...

01 Mar, 2018