Recomendamos

En plantón por los 43

24 Feb, 2015 Etiquetas: , ,

Un grupo de personas se instaló frente a la PGR el 26 de diciembre pasado para exigir a las autoridades mexicanas den una respuesta convincente a familiares y compañeros de los 43 normalistas de Ayotzinapa sobre la investigación del caso. ¿Cómo pasan los días en este campamento?

TEXTO Y FOTOS: ALINE MÁRQUEZ

Las mamparas de madera pintadas de color verde dan la bienvenida a este plantón. Encima de ellas se encuentran carteles, pintas, mensajes como este que se lee en la entrada: “Dejemos de confiar en las ‘autoridades’ y confiemos entre nosotros”. En el campamento se reitera la exigencia que siguió a los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero: “¡Vivos se los llevaron! ¡Con vida los queremos, YA!”

Por este pasillo transitan habitantes de la ciudad de México para pasear, ir a su trabajo, caminar, para simplemente cruzar Paseo de la Reforma. Algunos lo hacen indiferentes: miran su celular, se apresuran a tomar el camión. Otros observan las mantas, las casas de campaña instaladas al centro del camellón. Alguien se detiene a leer detalladamente, es Judith Ruiselli, comunicóloga que imparte talleres de lectura rápida y trabaja por la zona: lee los casos ahí expuestos, pero dice no conocerlos; surge en ella el interés de buscar en Internet para saber más.

1-k35IY0BmL3VLArQQ1IdvPA

El campamento se encuentra delimitado por tubos que a su alrededor sostienen lonas, mantas y cartulinas. Nos acercamos. Hay tres hombres y una mujer. Nos abren la “puerta”, nos ofrecen una silla y dos de ellos se quedan a platicar con nosotros. Durante nuestra conversación llegan al menos tres personas a saludarlos, a entregarles a esas dos personas el periódico o un poco de agua caliente para el café. Es común que acudan los vecinos de la zona a brindarles apoyo y expresarles su solidaridad, nos cuentan. Este 26 de febrero cumplen dos meses instalados en este camellón, frente al número 211 de Paseo de la Reforma, donde se ubican las instalaciones de la PGR.

1-V1i7Alduxx-DCnEIrVfnLQ

El Plantón por 43 y los detenidos-desaparecidos, presos y procesados políticos ha llegado a las redes sociales. En Facebook, más de 1600 personas han dado me gusta a la página en la que difunden sus actividades, comunican sus ideas y convocan a sus acciones. Sin embargo califican la participación de los vecinos y transeúntes de Paseo de la Reforma comomediana: “porque tiene que ver con una convocatoria a nuestro alcance”.

En el plantón los días transcurren con tranquilidad. Por las tardes los manifestantes (cuarenta en promedio aunque a veces se reúnen hasta cien) organizan jornadas culturales y, cuando no tienen actividades programadas o jornadas de lucha, como les llaman, lo normal, nos comentan, es leer, estudiar o jugar ajedrez. No han sido agredidos por las fuerzas policiales ni por habitantes de la zona: Alejandro Alegría Matus, quien es vocero del plantón, cree que no han sido atacados “porque nos parece que a pesar del ensimismamiento, de la enajenación que puedan estar sufriendo millones de mexicanos, saben lo grave, lo brutal que fue y es el caso relacionado con nuestros 43 hermanos normalistas y eso les impide agredir o atacar a este plantón”.

1-2sA0S9v7y0B0SeOWC-GwVA

Lo que sí ve es una actitud de indiferencia: “vienen a su trabajo… suben, bajan, caminan viendo el suelo, están ensimismados; no llegan a conectar con su entorno”, explica. Aunque también piensa que esa indiferencia la han ido remontando, aunque “es un proceso que no está del todo en nuestras manos, pues es producto de toda una campaña mundial de distracción, de adormecimiento”.

El único ataque que reciben, nos dice, es el del gobierno: “esa es la mayor hostilidad que este plantón tiene, ese mensaje velado de que si, ya se resolvió el problema, ya no tiene razón de ser un plantón, ya no tiene razón de ser una movilización en Guerrero. La mayor hostilidad viene del gobierno Federal y tiene que ver con su discurso encubridor y con su discurso que busca evadir la responsabilidad”.

1-TBVDPagXKHLGGu67qRFs-w

Fue en noviembre de 2014 cuando surgió la idea de instalarse aquí, luego de la marcha de los padres de familia de los normalistas de Ayotzinapa que partió del Ángel de la Independencia hacia el Monumento a la Revolución. Ese día expresaron un llamado de urgencia: no nos dejen solos. Y el plantón fue la forma que el Frente Oriente, la Liga de Abogados Primero de Diciembre y la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de octubre de la ciudad de Puebla (organizaciones participantes) tuvieron para responder a la petición.

Las personas que conforman el plantón creen firmemente en que el sostenimiento de la lucha de manera masiva “es lo que va a permitir que se cambie, que se tenga que recular por parte del gobierno, tanto en su tesis como en su política que ha seguido respecto al tema” no sólo por los 43 normalistas, como nos manifiesta Alejandro Alegría, también por los presos políticos y de conciencia; los detenidos, los que aún en libertad siguen un proceso y el extremo: los desaparecidos. “Esa desaparición forzada por motivos políticos, por motivos de su ideología, de conciencia; por eso es que el plantón tiene estos ejes de lucha que abordan distintos grados de una misma política represiva. No son temas distintos, son distintos grados de una misma política represora por parte del Estado”.

Por eso es que a la entrada de este campamento tienen instalados buzones, cuyos destinatarios principales son el Reclusorio Oriente, Santa Martha o el Reclusorio Norte. Buzones creados para presos políticos de la ciudad de México con la idea de establecer comunicación con la población: alguien deposita ahí su mensaje y ellos lo hacen llegar a sus compañeros presos, que son poco más de una decena de personas con quienes estas organizaciones tienen contacto; recluidos por motivos políticos, como el caso de Bryan Reyes y Jaqueline Santana.

1-qHiZ00yZvyQCdfm2UU_Rhw

La duración de este plantón es indefinida: esperan que la resolución del IFAI para que la Sedena entregue documentación sobre Ayotzinapa aporte algo nuevo, que exista un “ancla informativa de la cual asirse para continuar”. Aunque “la posibilidad apunta a que se llamen razones de Estado… casi estamos seguros que una de las respuestas va a ser: no porque se siguen haciendo peritajes, investigaciones”.

Alejandro Alegría, pese a la indiferencia que ha percibido de un sector de los capitalinos, resalta que cada movilización social en el actual sexenio es un termómetro de las inconformidades, algo novedoso para él: “durante años se ha dicho que el camino es dentro de las instituciones y ahora con Ayotzinapa se habla de no elecciones en Guerrero”. Alejandro lo considera una enseñanza, un crecimiento del pueblo mexicano que “está dejando de buscar ese ranchero del año 2000 y se está viendo a sí mismo como el sujeto que puede resolver sus problemas. La comunidad tomando en sus manos su destino”.



Aline Márquez
Aline Márquez
Es preguntona y bastante habladora, le gusta contar lo que ocurre a su alrededor y se esfuerza en conocer los porqués. Comunicóloga egresada de la FCPyS de la UNAM. A veces se disfraza de recepcionista, asistente, vendedora, cobradora, afanadora y la actividad que se le cruce por el camino, siempre y cuando le guste hacerlo; como bailar y cantar, aunque esto último no le sale muy bien. Cuando requiere de ilusiones prefiere leer novelas antes que mirar propaganda gubernamental. @alineareli




Artículo Anterior

Dar el "Sí" en el Zócalo

Siguiente Artículo

La desaparición forzada en México como estrategia de terror





También te recomendamos


Más historias

Dar el "Sí" en el Zócalo

O de cómo miles de parejas legalizaron su unión la mañana del 14 de febrero. TEXTO: XOCHIKETZALLI ROSAS / FOTOS: SAMUEL...

16 Feb, 2015