Recomendamos

Éramos calle y nos comió el miedo

28 Feb, 2014 Etiquetas: , ,

Ha pasado el tiempo desde que los protagonistas de esta historia gozaban de las bondades de los toquines nocturnos, pero ya no, la calle ya no es la misma.

TEXTO: ERIK HERNÁNDEZ

Tenía un jale que conocí en el CCH. Ella vivía muy lejos pero siempre llegaba temprano. Nadie podría adivinar de dónde era. Según yo vivía en Neza y su padre era alguien de Los Mierdas. Estaba orgullosa de él y transmitía la misma rabia en sus ojos. Leía a montones y ahí en la biblioteca fue donde la invité a una fiesta.

Estaba cerca y salían camiones que por cinco varos te llevaban hasta el lugar. Ella me sacó a bailar y sus botas se sacudían con el rock, el rock que dice cosas de mí, dijo: era Lirán Roll.

Hacía cinco años que no nos veíamos y por tuiter me encontró. Hablamos poco y de nada. Le pregunté por la música y me invitó a los festejos, le pregunté por su padre y me dijo que seguía extrañando a Los Mierdas. Ahora pintaba y daba clases en un colectivo. Muchos se perdieron, otros se fueron al gabacho y regresaron cholos pero él nunca dejó de sentirse punk.

Entonces nos vimos en el Metro.

Quería irme mugroso pero igual y eso ya pasó de moda, igual quise llevarme algo para prenderme porque el camino era largo. Seguro conectaba allá.

Llevaba botas de cargo y una camisa negra. Cabello verde. Pensé que era Betty Punk. Ya traía tatuajes y perfos. No me reconoció. En corto hablamos de todo y del chopo. Se reía de todo. No sabía andar por las calles. Me ofrecía un cigarro y luego luego solté el conecte. Le dije que si fumábamos mota o algo más. Me dijo que odiaba el activo y que por favor nunca lo probara. Creo que hice cara de asco porque se enojó. Me dijo que si apoco yo le daba a la pasta. Confesé todo. Me dijo que también le gustaba y a huevo nos íbamos a meter algo. Nos juntamos más y llegamos temprano. Nos quedamos en una orilla para escuchar. Los filtros los pasé limpio. Alguien me metió algo en los huevos pero llegamos al final. Apenas iba a empezar el desmadre y ya había borrachos.

Yo quería abrazarla pero estaba hasta la madre el sonido. Puras rolas que no recuerdo porque ya unos se estaban pegando a la estopa. Les hice señas de un llaverazo. Es pa fresas, me dijeron. Volteé y le dije: ¿qué pues?

Aguanta. Deja que comience la banda. Sentí unas manos en mi espalda. Ella estaba abrazándome porque el frío estaba recio. Le dije que compráramos algo y nos separamos. Los perdimos al cabo de un rato. Apenas sonaba Bostik, nunca me gustó.

De repente se subió Transmetal y empezó el desmadre. Estaba emocionado de verla feliz como en el CCH. Recordarla brincando con las botas y jalándome al desmadre. Siempre fue mi jale.

El bueno era Pimentel, no recuerdo pero me formé para el slam. Se me bajó la loquera y me puse nostálgico. Seguía Lirán Roll, estaba emocionado porque nunca los había visto en vivo y ella seguía teniendo frío.

Llegaron sus amigas con la pasta. En corto saqué el cel y abrieron la cápsula. Empecé de atascado y ni me di cuenta y ya la estaba abrazando. Igual no hizo nada porque sonaba Cuarto para los dos. Yo le gritaba casi al oído mientras brincaba de desmadre y de trabado. Comenzaba a quemarnos y reíamos nerviosos. La besé y me mordió la lengua. Me la pasaba con la chela y quería vomitar.

Pero Neza ya es otra cosa, no quería llegar tarde a su casa. Dice que extraña el desmadre como ahora. Hace mucho que no salía, me dijo. Yo tenía cinco años que no regresaba a su casa. Ni me quise regresar a la mía.

Imagen de portada: Espera by Juli-Flickr-(CC BY-NC-ND 2.0).


Erik Hernández
Erik Hernández

Estudió producción audiovisual en la UNAM. Ahora está realizando su tesis sobre la generación inexistente de escritores mexicanos de los años setenta. Formó parte de la segunda ronda de escritores del CCLXV. A veces escribe muchísimo en minúsculas y colecciona plumas fuente.





Artículo Anterior

El vómito de los dioses

Siguiente Artículo

Los artistas del Metro





También te recomendamos


Más historias

El vómito de los dioses

Una Masacre se vive en la Cineteca Nacional, para sentirla más en vivo y propia, la banda This is Hell nos llevará directito...

28 Feb, 2014