Recomendamos

Hasta encontrarlos

10 May, 2016 Etiquetas: , ,

Para madres mexicanas que tienen hijos desaparecidos, el 10 de mayo es un día para protestar, para exigir al Estado mexicano que cumpla con su deber y busque a sus familiares. Estos son algunos de los rostros de quienes marcharon en la Ciudad de México.

TEXTO Y FOTOS: LIZBETH HERNÁNDEZ

Dos mujeres se abrazan. A una de ellas se le han escapado algunas lágrimas y resbalan por sus mejillas mientras suena una canción cuyas primeras líneas dicen: «Te arrebataron de mis manos aquel día…» Las mujeres están sentadas en las escalinatas del Ángel de la Independencia, el punto final de la marcha que cientos de madres y familiares de personas desaparecidas en México, realizaron este 10 de mayo para exigir a la PGR,  a las procuradurías estatales y a organismos de defensa de derechos humanos [como la ONU y la CNDH] actúen como deben hacerlo, que investiguen, procuren justicia, que les tomen en cuenta para la redacción de la Ley General contra la Desaparición Forzada.

«Solo quiero encontrarte», continúa la canción que una de las madres pidió escuchemos, «retrata nuestras vidas», dijo al tomar la palabra. Las dos mujeres permanecen sentadas. Atentas.  El sol pega fuerte. El mitin en el Ángel se prolonga, tal y como ha ocurrido en años previos a esta V Marcha de la Dignidad Nacional: madres buscando a sus hijos e hijas, y buscando verdad y justicia. Son muchas las voces que se escuchan. Organizaciones de Veracruz, Guanajuato, Durango, Nuevo León, Guerrero, Estado de México, Distrito Federal, Jalisco, Tamaulipas, Querétaro, Oaxaca están presentes. «Duele el tener que buscar en fosas a nuestros seres queridos, pero lo tenemos que hacer, porque como decía mi hijo: rescatando cuerpos, rescatando huesos, rescatamos vidas, porque le podemos dar identidad a esos huesos», expresa una mujer que tiene cuatro hijos desaparecidos, y quien describe otro aspecto que complica su búsqueda: la falta de una base de datos de ADN para identificar los restos hallados en fosas. Incluso durante esta jornada de protesta, que se replicó en otras entidades del país, se pide la creación de un Instituto Nacional Forense.

El sol no da tregua. Madres, padres y hermanos de quienes están desaparecidos sostienen cartulinas, carteles o mantas con sus consignas, con datos de la persona que les falta. Otras se han refugiado debajo de pequeñas carpas instaladas a los costados de las escalinatas del Ángel. Las intervenciones siguen. En casi todos los testimonios hay señalamientos sobre la indiferencia de las autoridades y la corrupción con que actúan frente a sus casos. Se señala: en México las desapariciones forzadas son generalizadas. Se insiste: el país vive «una crisis humanitaria». Se da voz a madres centroamericanas que buscan a sus hijos desaparecidos en su tránsito hacia Estados Unidos. Se recuerda a Ayotzinapa. Se tiene presentes otras madres quienes por alguna razón [ya sea miedo, cansancio, trabajo] no están en el Ángel. Se invita a que más personas se sumen a su lucha.

De pronto se escuchan gritos, ecos de la marcha que salió del Monumento a la Madre:  «¿Por qué lxs buscamos? ¡Porque lxs queremos!» «¡Vivxs se lxs llevaron, vivxs lxs queremos!» «Hijx, escucha, tu madre está en la lucha».

La madres insisten, seguirán con su exigencia, seguirán buscando a sus hijos, a sus hijas, hasta encontrarlos.



Lizbeth Hernández
Lizbeth Hernández

Directora de Kaja Negra. Periodista e investigadora freelance. Los temas que más le interesan son: movimientos sociales, derechos humanos, feminismos, agenda lgbt+, arte y cultura pop. Escribe sus ideas y apuntes en Medium. Se la vive entre la sabrosura y el desasosiego. En Twitter e Instagram: @abismada_
Correo: lizbeth@kajanegra.com





Artículo Anterior

No me elijas

Siguiente Artículo

Descifrar a Žižek, una conversación con Santiago Castro-Gómez





También te recomendamos


Más historias

No me elijas

¿Cómo no sensacionalizar en el cine un tema como la trata de blancas? ¿Cómo contar esas historias desde otros ángulos...

10 May, 2016