Recomendamos

Para reapropiarnos del periodismo

15 Jun, 2017 Etiquetas: , ,

En Kaja Negra queremos conocer más y distintas opiniones y reflexiones sobre la libertad de expresión y el periodismo en nuestro país, México. Nos interesan las voces de nuestros colegas: reporteras/os, fotoperiodistas, editores y también de periodistas freelance y estudiantes de periodismo, de académicas/os para mantener la discusión pública sobre el contexto que vivimos. Para reapropiarnos del periodismo.


El asesinato de Javier Valdez Cárdenas ha marcado un punto de inflexión en la violencia que vive la prensa en México. Ante este caso, y sin olvidar que desde el año 2000 a la fecha 106 periodistas han sido asesinados, colegas mexicanos hemos decidido que es tiempo de buscar acciones para hacer frente a la violencia sistemática que se vive la prensa en el país, la cual, según ha documentado Artículo 19, se agudizó en 2016, año en el que se registraron 426 agresiones contra periodistas y medios de comunicación [53 por ciento de éstas fueron cometidas por funcionarios públicos de distintos niveles de gobierno].

¿Qué hacer ante esta violencia? ¿Qué otros aspectos debemos considerar? Con esto en mente y en el marco de la acción #NuestraVozEsNuestraFuerza, convocada por el CPJ, y la #AgendaDePeriodistas, de la cual somos convocantes, invitamos a colegas a compartir ideas y reflexiones a partir de tres preguntas eje para tener un mejor contexto que permita pensar en cómo contrarrestar esta situación. Esto es lo que nos compartieron.

¿Por qué importa el periodismo en México? ¿Cómo pensar el periodismo en un contexto de violencia contra la prensa?

El periodismo en México importa porque es de las pocas vías que pueden garantizar la libertad de información y el derecho a la información. Periodismo y sociedad están distanciados; esta es una de las razones que explica por qué cuando un periodista es atacado, amenazada o asesinado, la sociedad no se siente agraviada en lo mínimo. Desde hace tiempo, la sociedad percibe a algunos sectores del periodismo como agentes que vulneran sus derechos humanos y ponen en riesgo su integridad, reputación y/o vida. Sectores vulnerables de la sociedad no confían en el periodismo por excesos cometidos a la hora de ejercer el oficio. Una foto que nada aporta al interés público, un adjetivo colocado sin investigar o sustentado bajo ningún argumento documentado, forman parte de estas pifias que el gremio comete en el afán de garantizar su audiencia y/o sobrevivencia. Por lo tanto, como periodistas esto nos vuelve vulnerables. Respecto a la violencia contra los periodistas, falta regresar a las bases del reporteo: mejor capacitación, desde plantear ángulos informativos, pasando por los detalles en la edición en cualquiera de las plataformas, hasta cumplir cabalmente los códigos de ética.

[Omar Perez. Periodista freelance, Chicago, Illinois]

Sin el periodismo la sociedad no tendría los parámetros necesarios para medir el pulso económico, social, político, cultural, etc. Es necesario que el gremio periodístico se una de manera local, estatal y nacional para exigir a las máximas autoridades el LIBRE ejercicio de nuestra profesión. Es importante la unión masiva de quienes nos encargamos de informar; de otra manera, siempre estaremos disgregados y le dejaremos un trabajo fácil a nuestros gobernantes. Somos nosotros quienes debemos aprender a protegernos y apoyarnos.

[Evelia Domínguez. Independiente, Cuautla, Morelos]

Porque da la voz a quienes no pueden contar los problemas reales en el país, porque ayuda a fomentar un México más democrático, porque evidencia a aquellos que deberían servir a la gente y se sirven de ella. El periodismo es indispensable en un contexto no solo de violencia, sino de corrupción e impunidad.

[Ruth Muñiz. La Capital, Ciudad de México]

El periodismo es parte fundamental de una sociedad. Es por medio del cual la ciudadanía ejerce su derecho a la información. Sin embargo, en un país donde la violencia para los periodistas es sistemática, hace que la labor sea más difícil, pero también, toma más importancia porque quieren callar las voces de crítica y de revelación de corrupción, lo cual no se debe permitir.

[Marlene Valero. La Silla Rota. Hermosillo, Sonora]

En un entorno de poca transparencia gubernamental, el periodismo es importante en México porque señala la corrupción, los malos manejos, el tráfico de influencias, entre otros casos, de la clase política. En un ambiente de violencia, pensar hoy al periodismo debería implicar saber cómo prevenir, actuar y erradicar la violencia contra el gremio.

[Gamaliel Valderrama. El Universal, Ciudad de México]

Marcha por Rubén Espinosa, periodista asesinado, agosto 2015. Foto: Eneas de Troya.[CC BY 2.0]

Porque se debe informar todo lo que sucede en nuestro país. Lo pienso como algo que tiene que resistir y no callar.

[Cristian Kemchs. Independiente, Ciudad de México]

El país necesita que la información fluya, sin barreras y esté siempre acompañada de fuentes verídicas.

[Monserrat Chávez Olivas. Independiente, Durango]

Importa porque los altos niveles de vulnerabilidad a los que se exponen los periodistas debe hacernos encender las alarmas. Tener dificultades para el ejercicio periodístico, por culpa de la violencia, es un problema real de la democracia, por ello la sociedad y el sector privado deben ser los más interesados en proteger esta garantía constitucional.

[Isaias Morales. Laboratorio de Medios-Ojoconmipisto, Guatemala]

Porque no sólo es al país como tal, sino también a toda Latinoamérica, nuestro sector está siendo violentado. Considero que se debe se remite valiente para ejercer el periodismo y mantenernos firmes porque nosotras/os informamos no chismorreamos, si bien se juegan intereses de poderes (como el Estado) debemos ser cautelosas/os sin perder el horizonte.

[Noelia Rendón. Independiente, La Paz, Bolivia]

Porque vivimos entre la corrupción. Es el principal problema a atacar en el país. No es labor de los periodistas, pero suelen ser los únicos “vigilantes”, ante la falta de acción de las autoridades. Lastimar o matar a un periodista en México significa impunidad. Si todo sigue igual, habrá un momento en el que quienes se sientan afectados por un periodista, podrán hacerle daño. No sólo en las fuentes políticas o policiacas.

[Rodrigo Yépez. Grupo Reforma, Ciudad de México]

Porque es el registro originario de los fenómenos prácticamente de cualquier tipo. Sin este registro, una buena parte de la memoria, incluida la histórica, no existe o se ve drásticamente reducida, eso sin contar que en el mediano y largo plazo es una herramienta fundamental por la información que aporta para que una ciudadania pueda actuar  en consecuencia. El contexto de violencia contra la prensa hace evidente y necesario pensarlo como una actividad peligrosa, pero sobre todo, es el indicativo de que es más necesaria que nunca, pues ese acoso se ha convertido a la vez en un termometro de la crisis de seguridad, social y de corrupción que está viviendo en este país. Cualquier paso atrás, lejos de favorecer, perjudicará más la situación.

[Ramiro E. Téllez Romero. Independiente, Nezahualcóyotl, México]

En el contexto de violencia se debe pensar en el periodismo como una de las pocas formas en las que se puede ser libre debido a lo visible que es la profesión y su labor

[Anónimo 1]

Porque se debe informar todo lo que sucede en nuestro país. Lo pienso como algo que tiene que resistir y no callar.

[Anónimo 2]

El principal sería la situación de violencia en la que muchas veces se ve inmerso debido a su labor y la manera de contrarrestarla sería una estrategia de seguridad enfocada a combatir las principales causas que producen la violencia

[Anónimo 3]

¿Qué tipo de medidas consideras que son las más urgentes para el pleno el ejercicio del periodismo en México?

Redes entre periodistas que permitan la autoprotección y el involucramiento de los medios y empresas de comunicación.

[Ruth Muñiz. La Capital, Ciudad de México]

Que se den más herramientas a organismos no gubernamentales que persigan a quienes cometen delitos contra periodistas; ya que es, además de los grupos delictivos, el propio gobierno quien censura a los periodistas.

[Marlene Valero. La Silla Rota. Hermosillo, Sonora]

Establecimiento de protocolos de seguridad para los periodistas y los medios.

[Gamaliel Valderrama. El Universal, Ciudad de México]

Urge como medida la profesionalización del gremio, que va más allá de un título académico. En otras áreas del conocimiento o profesiones existen los llamados Colegios, entes como estos urgen al periodismo. Además, dejar a un lado el empirismo, las nuevas generaciones en el menos peor de los casos aprenden bajo la improvisación, no hay un sistema o metodología en las redacciones, la inmediatez es el peor enemigo para que esto se cumpla. Finalmente, la unión del gremio es clave y el punto complicado de concretarla es porque hay intereses que la frenan.

[Omar Perez. Periodista freelance, Chicago, Illinois]

Desde el momento que ingresas a una empresa periodística debería estar incluido en el contrato un apartado donde estipule que cuando exista peligro de ejercer alguna encomienda se activará un protocolo de seguridad, el cual, incluirá a las instancias judiciales. El reportero deberá prender el semáforo de alerta para que en el ámbito laboral, familiar y judicial, estén a la expectativa de cualquier eventualidad y tomar las acciones a proseguir antes de que se consuma un homicidio. Todas esas aristas deberán estar inmiscuidas en la protección del periodista.

[Evelia Domínguez. Independiente, Cuautla, Morelos]

Marcha por asesinato a periodistas - 4 de mayo 2012. Foto: Article 19 [CC BY-NC 2.0]

La protección a periodistas. Un marco legal que proteja a los y las periodistas.

[Cristian Kemchs. Independiente, Ciudad de México]

La unión del gremio, eliminar la (auto) censura, colocar límites entre prensa y gobierno.

[Monserrat Chávez Olivas. Independiente, Durango]

Es importante implementar un verdadero programa de protección para los periodistas más vulnerables a la violencia. No basta con tener ONG´s u organizaciones sociales de protección para el comunicador, sino también es prioridad que el Estado intervenga, porque aunque la prensa sea un contrapeso, es el garante de preservar el derecho a la información y la libertad de expresión en todas sus formas. Tampoco basta con tener una fiscalía especializa en investigar agresiones o crímenes contra comunicadores, lo prioritario es que el sistema de justicia funcione y no queden impunes los casos. En Guatemala, por ejemplo, dos autoridades comunitarias fueron condenados por agredir a un comunicador de la provincia, pero lo preocupante es que los agresores saldrán libres sin pagar prisión, sólo pagarán una multa. Es también responsabilidad de la justicia garantizar que el periodista viva sin temor a tener represalias por cumplir con su trabajo.

[Isaias Morales. Laboratorio de Medios-Ojoconmipisto, Guatemala]

Bueno, considero que debería existir un seguro de vida para periodistas mexicanos  y latinoamericanos.

[Noelia Rendón. Independiente, La Paz, Bolivia]

Mejorar el tema salarial y fortalecer las penas para quien atente contra un periodista; que dañar a un periodista no sea sinónimo de impunidad.

[Rodrigo Yépez. Grupo Reforma, Ciudad de México]

Definitivamente, y antes de esperar que los discursos del gobierno y sus instancias de seguridad se traduzcan al fin en hechos en favor de los periodistas y su trabajo, se debe pensar en qué y cuántas posibilidades hay de organización. Quizá no de una organización de cientos o miles de sujetos a lo largo de todo el país, pero sí en pequeños comités o células que trabajen en favor de apoyarse entre sus miembros y desarrollar lazos o conexiones con otras células de periodistas. No es una varita mágica, pero puede dar buenos resultados. as acciones no se deben reducir a exigirle al sistema de poder seguridad -que no hablo de eximirlos de la misma-, pues legalmente están obligados a proporcionar, sino debe comenzarse con acciones de ese tipo, pensando primero en lo micro, antes que en lo macro.

[Ramiro E. Téllez Romero. Independiente, Nezahualcóyotl, México]

El periodismo se ha vuelto un arma en contra de los corruptos y criminales, en México hay aguas negras que llegan hasta el cuello. los medios no pueden dejar de lado esto y tienen que actuar aunque pongan sus vidas en riesgo , pero ya depende de la gente actuar o no.

[Anónimo 1]

Un sistema de protección sin intervención del Estado y que esté financiado por la iniciativa privada o por la misma prensa en general

[Anónimo 2]

Mayor seguridad, acaba con la negligencia

[Anónimo 3]

¿Qué condiciones —sociales, laborales— consideras vuelven más vulnerable a un periodista? ¿Cómo contrarrestar?

Remuneración baja, muchas empresas no tienen prestaciones, poca capacitación en los medios de comunicación sobre medidas de protección, desinterés ciudadano por lo que pasa con los periodistas.

[Ruth Muñiz. La Capital, Ciudad de México]

Los bajos salarios, la falta de protección por parte de los medios y la impunidad ante los crímenes contra el gremio.

[Marlene Valero. La Silla Rota. Hermosillo, Sonora]

Indudablemente en regiones con alto grado de violencia e impunidad, los reporteros o corresponsales se vuelven más vulnerables; además si no existen protocolos de seguridad en los medios donde trabajan, su labor se vuelve más endeble. En el tema laboral se puede empezar con la creación de protocolos de seguridad y actuación.

[Gamaliel Valderrama. El Universal, Ciudad de México]

A un periodista lo vuelve vulnerable:  no trabajar en equipo y pensar en su ego;  no capacitarse mejor, no leer más allá de sus fuentes y  juzgar en lugar de investigar.  Esto se contrarresta con: empatía con las historias y las víctimas. Generalmente el periodismo denuncia hacia afuera lo que afecta a la sociedad, pero hacia dentro en sus redacciones, callan o se autocensuran cuando a diario ven abusos laborales, maltrato, malo pagos, horas extras sin remuneración. Hay un profundo desconocimiento de sus derechos laborales. En algunos rubros de la ley, el periodismo ni siquiera está tipificado en un tabulador de sueldos y nominalmente ni aparece en un registro de profesiones. Por lo tanto, hay nula representatividad.

[Omar Perez. Periodista freelance, Chicago, Illinois]

Hoy en día las empresas no te brindan verdaderas garantías laborales, ya no te contratan, no firmas ningún contrato. Producto de esto, tampoco tienes seguridad médica y los bajos salarios que brindan no coadyuvan a llevar una vida óptima. Empezando por exigir a los directivos de las empresas o a los directivos de los medios que CONTRATEN y brinden esas garantías antes mencionadas. Aunque la contratación sea por un lapso de tiempo corto.

[Evelia Domínguez. Independiente, Cuautla, Morelos]

Malos salarios. Esto se puede contrarrestar pagando bien.

[Cristian Kemchs. Independiente, Ciudad de México]

El insuficiente pago, la actitud de jefes o directores del medio, la incredulidad de la sociedad, el poco respeto hacia la profesión y la usurpación.

[Monserrat Chávez Olivas. Independiente, Durango]

Velas - 5 de mayo de 2012. Foto: Article 19 [CC BY-NC 2.0]

Más allá de la violencia, lo realmente preocupante es que el periodista enfrenta una crisis a causa de una latente falta de sostenibilidad. Vemos más periodistas desempleados, más reporteros conformes con ganar lo mínimo y creo que las asociaciones de periodismo no cumplen su papel con defender esos derechos. Esas condiciones vulneran más al periodista. También la sociedad se vuelve más exigente ante las nuevas tecnologías y plataformas digitales, demanda más calidad, pero es difícil asegurar si financiarían ellos mismos en gran magnitud un proyecto periodístico independiente. No hay una fórmula que se pueda hacer, pero la independencia de los periodistas, para evitar ser blanco de intimidaciones y violencia, puede ir encaminada en las siguientes vías: 1) Fomentar más proyectos de emprendimiento con modelos de financiamiento alternativos y novedosos 2) Promover la alianza entre medios a la hora de publicar investigaciones, como en su momento hizo MVS con el tema de la Casa Blanca. El trabajo colaborativo puede lograr un mayor impacto y blindarse ante cualquier intento por censurar una revelación, sin importar de qué tamaño sea. 3) Los periodistas deben retomar el control de la dirigencia de los medios, en vez de los empresarios. 4) Concientizar a la sociedad sobre el rol de la prensa y así sumarlos como aliados.

[Isaias Morales. Laboratorio de Medios-Ojoconmipisto, Guatemala]

Bueno considero que los que cubren el ares política, económica y social son los/las mas vulnerables, y los medios de información no brindan seguridad a los periodistas como un seguro de vida que considero importante. No debemos dejar de ejercer el periodismo, y debemos generar propuestas vía instancias relacionadas al ejercicio de nuestras funciones en la cual se pida un seguro de vida y se respete la libertad de expresión y la no obligación de revelación de las fuentes.

[Noelia Rendón. Independiente, La Paz, Bolivia]

Las malas condiciones laborales, desde los horarios poco flexibles, las pocas prestaciones y los bajos salarios, provocan que muchos periodistas cometan prácticas o colaboren con personas que puedan poner en riesgo su seguridad. Alzar salarios, mejorar las prestaciones y los horarios provocarán tener mejores periodistas.

[Rodrigo Yépez. Grupo Reforma, Ciudad de México]

Pues considero que algunas de las que ya se ha hablado mucho en diversas tribunas: precariedad laboral, salarios bajos, ausencia de un pleno estado de derecho, no sólo en comunidades, sino en entidades enteras donde desarrollan su trabajo, desinterés oficial, desinterés y explotación por parte de los propios dueños o concesionarios de los medios y algunos más. Probablemente se requiera una mejor profesionalización de esos medios, una mayor calidad, tendría una consecuencia de mayor interés incluso por parte del público acerca de estas situaciones,pues ese es otro problema: la falta de empatía de los lectores y espectadores en cuanto a la violencia contra la prensa.

[Ramiro E. Téllez Romero. Independiente, Nezahualcóyotl, México]

 

 

Que las empresas de medios no les importa lo que le pase a los periodistas los manda por su cuenta al fuego. que las empresas de medios se hagan responsables y aseguren a sus empleados

[Anónimo 1]

La protección a periodistas

[Anónimo 2]

Malos salarios y que no exista una libertad completa. Esto se puede contrarrestar pagando bien y dejando libre al periodista.

[Anónimo 3]

 

Imagen de portada: Clausura simbólica de la FEADLE que hicieron periodistas en la marcha 
#NoAlSilencio, que se realizó en la Ciudad de México a un mes del asesinato de Javier Valdez. 
Foto: Xochiketzalli Rosas.


Redacción Kaja Negra
Redacción Kaja Negra
Escríbenos a: redaccion@kajanegra.com



Deja un comentario


Artículo Anterior

The Leftovers: Relatos del duelo

Siguiente Artículo

En la milpa





También te recomendamos


Más historias

The Leftovers: Relatos del duelo

«Todos recordamos nuestras pérdidas. Nuestros procesos de duelo y aflicción. Los revivimos de tiempo en tiempo y volvemos...

07 Jun, 2017