Recomendamos

Relato sobre un histórico encuentro político de mujeres en la Patagonia argentina

30 Oct, 2018 Etiquetas: , ,

El Encuentro Nacional de Mujeres en Argentina es un evento único en su formato por ser autogestionado y horizontal. Es un espacio donde miden fuerzas las diversas organizaciones políticas y sociales que impulsan distintos temas para las argentinas. ¿Cómo es esta experiencia? ¿Qué se discutió en esta reunión? En esta crónica, Gabriela Lozano nos acerca a lo ocurrido en las calles de Trelew.

TEXTO: GABRIELA LOZANO / FOTOS: DANA CARTANNILICA

En el micrófono se escucha: «Compañeras, mujeres, mujeres trans y travas, lesbianas, bisexuales, tortas y no binaries; estudiantes, trabajadoras, ocupadas, precarizadas y desocupadas, jubiladas, trabajadoras rurales, campesinas; mujeres de organizaciones sindicales, barriales, de DDHH y políticas, autoconvocadas, mujeres de pueblos originarios, afrodescendientes, migrantes y de Latinoamérica toda: ¡Bienvenidas al Encuentro más austral de la historia de los Encuentros!».

Es alrededor del mediodía en Trelew, una ciudad que se ubica en la provincia argentina de Chubut. Miles de mujeres de distintos puntos geográficos de este país del cono sur, de distintas edades y ocupaciones, se encuentran reunidas en el acto inaugural del Encuentro Nacional de Mujeres [ENM]. Es la edición 33.

«Vengo muy contenta, feliz de este encuentro. Con sus más y sus menos, hemos debatido y analizado una serie de cuestiones que hemos vivido este año […] He visto construir los avances que hemos tenido en Argentina y son avances de nuestras luchas y de las redes que hemos ido construyendo a lo largo y ancho del país porque éste es un encuentro federal y la palabra de mayor autoridad puede ser la palabra de una diputada o la de una compañera no escolarizada, tiene tanto valor una como la otra […]», dice Nina Brugo, abogada laboralista, referente histórica y cofundadora de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, quien ha participado en todas las ediciones de este encuentro y por eso se reconoce como «invicta».

Nidia comenta sobre las actividades que realiza a favor del derecho al aborto.

El ENM es un evento único en su formato por ser autogestionado y horizontal. Es organizado por una comisión de mujeres de cada una de las ciudades donde se realiza. Se celebra cada octubre y convoca durante tres días a jóvenes, adolescente, adultas y adultas mayores –en su mayoría de organizaciones sociales, sindicales y políticas– a participar en talleres donde se intercambian experiencias y opiniones respecto a un amplio espectro de temas: salud, medioambiente, violencia, adicciones, aborto, familia, educación, medios de comunicación, sexualidad, política, ámbito rural, ciencia, tecnología, pueblos indígenas, trabajo, discapacidad, feminismo, trata y explotación.

Este 2018, en total se impartieron 73 talleres y las escuelas primarias, secundarias, así como la universidad pública y los gimnasios municipales, fueron los espacios que atestiguaron los intercambios entre más de 50 mil mujeres. Al finalizar cada taller, se plasmaron las conclusiones en documentos que se compartieron para su lectura en la clausura del evento y su posterior publicación.

_____

Soy mexicana y me encuentro estudiando un posgrado en la Universidad de Buenos Aires. Ésta es la segunda ocasión en la que asisto a un ENM. Esta vez, con dos años y medio de experiencia de vivir en Argentina, tuve la posibilidad de moverme y participar más en los talleres y en las actividades culturales que acompañan la agenda del encuentro.

Trelew es una ciudad ventosa, el polvo seca los ojos y la boca, pero en la Patagonia hay garantía de mirar atardeceres dignos de una fotografía y cielos estrellados sin nubes, cielos que en la Ciudad de México no se ven jamás.

Guadalupe habla sobre su asistencia al encuentro.

Me alojé en dos lugares distintos durante mi estancia en Trelew. Primero, en una casa de un sindicato de docentes de instituciones privadas. Ahí prepararon las camas y nos brindaron toallas, pasta de dientes y buena onda con la logística. En ese lugar conocí a Dana Cartannilica, una fotógrafa sonriente y solidaria con quien compartí excelentes momentos —sus fotografías acompañan este artículo—. También tuve oportunidad de quedarme con una pareja de docentes de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, ella docente de Historia y él de Geografía. No sólo me dieron hospedaje sino que me permitieron escuchar lo complejo que fue la organización de este evento, ya que la ciudad de Trelew tiene una población de 100 mil personas y, como ya mencioné antes, se esperaba la llegada de más de 50 mil mujeres. Hubo que articular hospedaje y transporte continuo con otras ciudades cercanas como Rawson, Gaiman y Puerto Madryn.

Lo que pude evidenciar es que asistir al ENM es una experiencia extraordinaria por la potencialidad justamente de los encuentros que se suceden, en todos los espacios y en todo momento, no sólo en las aulas de los talleres, sino en la calle, en los bares y restaurantes, en las casas y en el transporte. Una escena me permite ejemplificar: en el viaje en avión a Buenos Aires, justo en el momento del aterrizaje, las pasajeras alzamos los pañuelos verdes que son la insignia de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y comenzamos a cantar «¡Qué momento, qué momento, a pesar de todo, les hicimos el Encuentro!».

_____

¿Qué temas dominaron el ENM? Entre las principales demandas que se hicieron escuchar estuvo muy presente la referente a la aprobación del Proyecto de Ley de la Despenalización del aborto. Como relaté unos meses atrás, este año en Argentina se debatió en la Cámara de Senadores y Diputados la aprobación de dicha Ley y el 13 de junio se logró media sanción en una sesión histórica en la Cámara de Diputados. Sin embargo, la intervención de la Iglesia en las decisiones del Estado, se hizo evidente cuando en la Cámara de Senadores ganó el voto negativo.

Cabe recordar que, a diferencia de México, Argentina no tuvo sus Leyes de Reforma que consolidaran la separación de la Iglesia y el Estado y aún hoy en día el Estado tiene una evidente injerencia en la vida política y social argentina. La participación de la Iglesia durante las dictaduras militares en el pasado y las peticiones del Papa Francisco a los y las legisladoras para que rechazaran el Proyecto de Ley evidencia una de las batallas más importantes que debe emprender la sociedad argentina, particularmente las mujeres que exigen la libertad de elegir sobre sus propios cuerpos. También se denunció el plan de ajuste aplicado por Mauricio Macri con los gobernadores y el Fondo Monetario Internacional.

En el plano político local se exigió reivindicar a las mujeres de pueblos originarios que luchan contra el saqueo, la extranjerización y la recolonización de sus comunidades, ya que la provincia de Chubut cuenta con territorios ancestrales que están en manos de empresas trasnacionales como Benetton. En estos territorios hace tan sólo unos meses apareció sin vida Santiago Maldonado. Por esta razón se planteó incluir en el nombre del Encuentro la característica de plurinacional.

En el plano regional también se denunció el avance de la extrema derecha en Brasil con el candidato fascista Jair Bolsonaro. Romina del Pla, docente, diputada por la provincia de Buenos Aires y Secretaria General de un seccional del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires, habló de la particularidad de este encuentro debido a que se enmarca en un año histórico por las movilizaciones en torno al debate del aborto legal, seguro y gratuito y la lucha por la educación sexual laica y científica. De igual manera, subrayó que el ENM es el espacio ideal para discutir la continuidad de estas batallas que se deben fortalecer en la calle y en la escena política.

Romina del Pla comenta sobre los objetivos del encuentro.

Al hacer el ejercicio de mirar los acontecimientos entorno al ENM con una mirada crítica, me resultó evidente que éste es un espacio donde miden fuerzas las diversas organizaciones políticas y sociales que se multiplican por millares en todo el territorio argentino. La arenga y la capacidad de discutir de la argentinidad se muestra en los debates internos que se llevaron a cabo en los diversos talleres. La comisión que organiza el evento designó a las personas que moderarían los intercambios, pero sucedió también que en ciertos talleres ese rol lo asumieron otras participantes que tenían experiencia con el manejo de grupos. A veces los objetivos de la discusión se perdieron, pero en la mayoría de estos espacios, se evidenció que los talleres sirven para plantear acciones políticas respecto a las tan diversas temáticas que responden a agendas de las organizaciones políticas y sociales, quienes saben que aquí llegan a tener la atención de sectores de la población que no son siempre accesibles. En paralelo, también sucede que las asistentes al ENM son mujeres que deciden ir con sus amigas, compañeras de trabajo o familiares —sobrinas, hijas, primas, abuelas— para vivir una experiencia distinta, charlar, compartir sus vivencias y ser escuchadas. Es por eso que el ENM es un ejercicio que reúne voces y posturas que quedan plasmadas en el documento final de cada taller. En estos intercambios no siempre se logra el consenso y esa es su riqueza.

____

Como sucede en cada Encuentro Nacional de Mujeres, que esta ocasión se realizó los días 13, 14 y 15 de octubre, se convocó una marcha como acto de cierre. Las columnas de las distintas organizaciones políticas y sociales se enfilaron con sus banderas y tambores por las calles del centro de Trelew. Las mujeres festejaron con bailes y consignas la conclusión de una jornada intensa que demuestra que el contacto de las unas con las otras fortalece, identifica. Sin embargo, también hubo incidentes. Al finalizar la marcha, diez mujeres fueron amedrentadas y detenidas por policías vestidos de civiles. Entrada la madrugada del lunes fueron liberadas pero algunas de ellas fueron fuertemente golpeadas. A esto se sumaron denuncias de robos en algunos colegios donde se hospedaban delegaciones de mujeres, así como violencia y agresiones con piedras. El comité organizador del ENM responsabilizó al gobierno chubutense a través de un comunicado en el cual señalaron que las autoridades incumplieron los acuerdos políticos y organizativos que se habían ratificado en diversas reuniones formales.

A pesar de la escasa prensa que se destinó a los aspectos positivos del ENM, este evento se constituyó una vez más como una exhibición de la voluntad que tienen las mujeres organizadas para aprovechar sus diferencias y llevar a cabo un ejercicio de crítica que las llevó a plantear alternativas de acción con el objeto de transformar su realidad. Las miles de mujeres que participaron en este ENM dejaron en claro que la marea femenina y feminista que ha impulsado ya muchas batallas políticas en Argentina no se frenará.

Una característica de esta ola es que no ha sido indiferente para las más jóvenes. Por ejemplo, en esta edición del ENM, la participación de  jóvenes y estudiantes fue sustantiva en talleres donde se trabajó temáticas como la Ley de Educación Sexual Integral, las políticas del cuerpo, relaciones libres o poliamor, sexualidad y aborto.

____

Entre las muchas mujeres interesantes que conocí en el encuentro, está Lidia, quien forma parte de la red de Socorristas, mujeres que brindan información —siguiendo los protocolos de la Organización Mundial de la Salud— y acompañan a mujeres y a otras personas con capacidad de gestar que han decidido interrumpir embarazos para que lo puedan hacer de manera segura y cuidada.

Lidia explica en qué consisten las actividades que realiza la organización a la que pertenece.

El mundo es más habitable cuando alguien te mira a los ojos y descubres que puedes entablar una plática significativa a pesar de que no hay una amistad previa o no se comparten referentes geográficos o culturales. Esta experiencia me llevó a reflexionar sobre el poder de la palabra, el contacto, la discusión, así como a valorar el conflicto como estrategia necesaria para la construcción de la propia identidad.

 

***

Dana Cartannilica vive en Buenos Aires. Es fotógrafa. Miembro del colectivo Bondi fotográfico. Su primer trabajo audiovisual, Rastros, puede encontrarse en YouTube.



Gabriela Lozano Rubello
Gabriela Lozano Rubello
Licenciada en Ciencia de la Comunicación por la UNAM. Actualmente estudia el Doctorado en Estudios de Género en la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Ha trabajado en difusión cultural, en producción de radio y televisión y hoy en día se desempeña como docente. Ha investigado sobre temas de educación, movimientos sociales y el rol de las mujeres en distintos ámbitos.



Deja un comentario


Artículo Anterior

Carne de ansiedad

Siguiente Artículo

Pensamientos en torno a La muerte tiene permiso





También te recomendamos


Más historias

Carne de ansiedad

La ansiedad es una bestia que no da tregua, dice Israel en este relato íntimo, donde da cuenta de la rabia, la voracidad...

25 Oct, 2018